domingo, 25 de enero de 2009

El "mágico" mundo de Walt Disney



“La sociedad transnacional Walt Disney produce sus pijamas y otras prendas de vestir decoradas con el famoso ratón, explotando a una mano de obra infantil en los Sweatshops (Maquilas o talleres de trabajo esclavo), de la isla de Haití. Michael Eisner es el presidente-director general (Actualmente es consejero delegado) de la sociedad y disfruta de unos ingresos anuales astronómicos. Kernaghan elaboró el siguiente cálculo: Eisner gana cada hora (En cifras de 2000) 2.783 dólares estadounidenses. Una obrera de Haití que cose los pijamas de la Disney gana 28 centavos a la hora. Para ganar el equivalente de los honorarios de Eisner, la obrera de Puerto Príncipe debería trabajar durante 16,8 años de un tirón (24 h al día)

Pero Eisner no se contenta con este salario. El mismo año (2000), se embolsó también acciones por un valor de 181 millones de dólares estadounidenses. (Cifra calculada en base a la media anual de 2000). Esta suma bastaría para sustentar la vida de 19.000 trabajadores y sus familias durante catorce años. Los obreros y las obreras haitianos de la compañía Disney perciben unos salarios escandalosamente bajos, sufren desnutrición y viven en la miseria.

El Nacional Labor Comité hizo el seguimiento del rodaje de una célebre película de éxito de la compañía Walt Disney, centrado en las cabriolas de una camada de cachorros, 101 dálmatas. Mientras duró el rodaje, la sociedad transnacional alojó a los perros en “casas de perros”, construidas especialmente para tal efecto. En estas “casas”, los animales tenían camas mullidas, lámparas termógenas y cada día se les servía una comida preparada por cocineros para perros que alternaba menús a base de carne de ternera o de gallina. Un equipo de veterinarios velaba día y noche por el bienestar de los dálmatas. Los/as obreros/as haitianos de la Disney, aquellos mismos trabajadores que cosen los pijamas infantiles decorados con la imagen de los famosos dálmatas, viven en sórdidos cobertizos infestados por la malaria, duermen sobre tablones de madera, comprar un trozo de carne es para ellos un sueño inalcanzable. Y por delicada que sea su salud, ningún obrero puede pagarse una visita al médico.”


Fragmento del libro "Los nuevos amos del mundo" del escritor Jean Ziegler (Comisionado especial de la ONU para el derecho a la alimentación)

2 comentarios:

WOLVENSTORM dijo...

Hombre,buscando información de Diógenes en Google he encontrado tu blog...y me parece fascinante,he leído varios de tus artículos,desde el de la sal,hasta el de los cobardes skinheads,aunque por una cuestión de tiempo ahora sólo firmaré en éste,pero lo agrego a Favoritos y volveré por aquí,saludos!

"La verdad ante todo,siempre"

lobo estepario dijo...

Me alegra mucho que haya a quien le resulte interesante.

Le he echado un vistazo a tu perfil, y me he encontrado también con cosas interesantes.

"La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos"

"Desde hace años a los humanos los encuentro muy similares entre sí,no los puedo distinguir bien.... Si hablas con uno,has hablado con todos,es como si sólo sus rostros y nombres fueran intercambiables".

Saludos!