sábado, 18 de abril de 2009

Piratas en Somalia... ¿Por qué?


Vamos a contextualizar la situación: Somalia es un país ubicado en el llamado Cuerno de África, al este del continente africano. Al oeste y noroeste limita con Etiopía y Yibuti, al sur con Kenia, al norte con el Golfo de Adén, y al este con el Océano Índico.
Se trata de uno de los países más pobres del mundo. El 70% de la población del país se encuentra amenazada por la hambruna, la malnutrición grave y enfermedades relacionadas con ambas, casi 6.5 millones de personas.

El 71% de la población no tiene acceso a agua potable, el 75% a saneamiento básico, la gente más cualificada ha huido del país y no se ha formado ningún médico o enfermera en los últimos 15 años. La mayoría de la población se dedica al pastoreo nómada, y la infraestructura básica se encuentra desintegrada. Tiene un clima desértico y por tanto el agua es un bien escaso, lo que hace imposible el desarrollo del sector agrícola.
Pero además, en los últimos años, un cóctel de factores, incluidos las sucesivas sequías, los conflictos étnicos y la pobreza crónica, ha situado a una población estimada de entre 9 y 13 millones de personas en situación de necesitar de forma urgente ayuda humanitaria.
Esta situación se ha agravado con la escalada de los precios de los alimentos, añade la organización Oxfam (julio de 2008). "El coste de la comida se ha incrementado hasta un 500% en algunos lugares, dejando a la población que ha sufrido sequía tras sequía en una pobreza extrema total", señaló en el comunicado Rob McNeil.
El panorama que describe McNeil es desolador: "Algunas de las carreteras por las que viajamos estaban cubiertas por ganado muerto. Hay muy poco o nada de pastos o agua para los animales que la gente necesita para vivir. La gente está cada vez más desesperada".
"Vi gente en una aldea machacando los granos que iban destinados a los animales para hacer papillas para alimentar a sus familias. Nos tememos que lo peor podría estar por venir mientras las crisis se deteriora a lo largo del Este de África", añadió. La situación es insostenible.
“Hay medios y alimentos suficientes para erradicar el hambre. Sólo falta que los países más enriquecidos actúen y se propongan medidas efectivas para paliar los efectos de una crisis que cada vez más acecha con más fuerza”.
Somalia es un país invadido por las fuerzas etíopes bajo el mando norteamericano desde hace dos años, con el silencio internacional, y los muertos a tiros son diarios. El objetivo es el control estratégico del cruce de comunicaciones y las riquezas de uranio, hierro, estaño, gas, petróleo, bauxita… Los refugiados somalíes han sido bombardeados por aviones de USA por lo menos en cuatro ocasiones, han sido expulsados de Kenia... Los niños soldados somalíes y etíopes militan en las filas de todas las facciones en juego.

Desde ese contexto ven pasar diariamente los seres humanos más pobres del planeta un botín con rumbo a los países más ricos: Veinte mil barcos con millones de toneladas de petróleo, hierro, cereales y toda clase de productos cruzan cada año las aguas del mar de Arabia rumbo a Europa. Así pues, algunos se han echado a la mar a intentar capturar tan suculento botín. Sólo este año, han secuestrado 90 barcos y retenido a 300 tripulantes.
Volviendo un poco atrás para reenlazar, partiremos de que en 1991, el Gobierno de Somalia se hundió. Los nueve millones de habitantes del país viven desde entonces a borde del hambre. Pero numerosas organizaciones occidentales de la peor especie han aprovechado esta situación para pillar los recursos alimenticios del país y deshacerse de residuos nucleares en las aguas somalíes.

Leyeron bien: residuos nucleares. En cuanto el Gobierno desapareció, misteriosos buques europeos comenzaron a aparecer frente a las costas de Somalia, tirando barriles en el océano. La población costera comenzó a caer enferma. Inicialmente, los habitantes tuvieron erupciones cutáneas extrañas, náuseas y nacieron bebés deformados. Luego, después del maremoto de 2005, cientos de estos barriles llegaron a las playas, se rompieron y dejaron fluir los productos que contenían. La gente comenzó a presentar síntomas de irradiación, y cientos de personas murieron. Ahmedou Ould-Abdallah, enviado de Naciones Unidas en Somalia, declaró: "Alguien tira materiales nucleares aquí”. Hay también plomo, metales pesados como el cadmio y el mercurio. "Siguiendo la procedencia de una gran parte de estos residuos nos lleva hasta hospitales y fábricas europeas, que parecen confiarla a la mafia italiana para quitarse de encima estos residuos al menor coste posible”. Cuando pregunté al Sr. Ould-Abdallah qué es lo que los gobiernos europeos habían decidido hacer al respecto, me respondió suspirando: "nada. No hay limpieza, no hay ninguna indemnización y no hay ninguna acción de prevención”.

Al mismo tiempo, otros buques europeos pillaban las aguas somalíes de su recurso más importante: la pesca. Hemos destruido nuestros stocks de pescados por la sobreexplotación -y hoy cogemos los suyos-. Los grandes barcos que pescan ilegalmente frente a la costa de Somalia capturan cada año más de 300 millones de dólares de atunes, camarones, langostas y otras especies en estas aguas desprovistas de protección. Los pescadores locales perdieron repentinamente sus medios de subsistencia y se mueren de hambre. Mohammed Hussein, un pescador de la ciudad de Marka, a 100 km al sur de Mogadiscio, declaró a la agencia Reuters: "Si no se hace algo, pronto no habrá peces en nuestras aguas costeras”.

Éste es el contexto en el que estos hombres a los que llamamos "piratas" aparecieron. Todo el mundo está de acuerdo en que fueron simples pescadores los primeros que utilizaron sus lanchas rápidas para intentar disuadir a los barcos y los barcos-basura, o por lo menos imponerles un "impuesto". Estos pescadores se designan a sí mismos como los Voluntarios de los Guardacostas de Somalia -y no es difícil comprender por qué, como nos recuerda el periodista Johann Hari, de The Independent.
En una entrevista, uno de los líderes de los piratas, Sugule Ali, declaró que su motivo era "parar la pesca ilegal y que tiren residuos en nuestras aguas… Nosotros no nos consideramos bandidos de los mares. Consideramos que los bandidos de los mares [son] los que pescan ilegalmente y utilizan nuestros mares como una descarga de basuras y echan sus residuos en nuestros mares y vienen [a navegar] armados en nuestros mares”.

Algunos de ellos pueden ser considerados gángsters -en particular los que se apoderaron de las entregas del Programa Mundial de Alimentos-, pero por lo general, los "piratas" tienen el apoyo de la población local. La página web de la prensa independiente somalí Wardher News realizó la mejor investigación de la que dispongamos sobre lo que piensan la población somalí. Sus resultados indican que el 70% "apoyan firmemente la piratería como forma de defensa nacional de las aguas territoriales del país".

¿Esperamos que los somalíes que se mueren de hambre permanezcan pasivamente en sus playas chapoteando en nuestros residuos nucleares, que nos observen capturar su pescado para comerlo en los restaurantes de Londres, París o Roma? No hemos reaccionado contra esos crímenes, pero cuando los pescadores han respondido desorganizando el canal de navegación por el cual transita un 20% del suministro mundial de petróleo, hemos empezado a gritar con indignación. Si queremos realmente luchar contra la piratería, deberíamos poner fin a sus causas profundas, “nuestros” crímenes.
Ali es el portavoz de la banda de piratas que secuestró en septiembre un carguero ucraniano con las bodegas repletas de munición, armas pesadas y un puñado de viejos tanques soviéticos. «Nosotros éramos pescadores, pero nos hemos tenido que buscar la vida. Yo salía a faenar todos los días, pero llegaban barcos europeos y asiáticos, grandes buques factoría, y lo esquilmaban todo. Peces, langosta, coral… Destruían nuestras redes y disparaban sobre nosotros. Arrojaban por la borda bidones tóxicos y llenaban nuestro mar de mierda. No nos dejaban ganarnos la vida, así que decidimos defendernos», relata.
Los piratas están estrangulando una de las rutas marítimas más concurridas del mundo, que conecta Europa con Asia y Oriente Medio vía canal de Suez. Millones de toneladas de crudo, gas, hierro, carbón y cereales, así como electrodomésticos, ropa, juguetes y otros productos fabricados en China y el sudeste asiático tienen que atravesar el golfo de Adén e internarse en el crítico triángulo formado por el Yemen al norte, Somalia al sur y el mar de Arabia al este. Un embudo muy rentable por el que pasan unos veinte mil barcos cada año; además de tres millones de barriles de petróleo diarios. El impacto económico es demoledor, ya que las mayores flotas de mercantes, que transportan el 90 por ciento de los bienes comerciados por mar, están considerando circunvalar Suez y el golfo de Adén porque los seguros resultan prohibitivos. Pero la ruta alternativa, doblar el cabo de Buena Esperanza y subir por la costa africana occidental, representa un incremento medio de tres semanas en la duración del viaje. Los fletes se disparan. Y ni siquiera esa precaución sirve. Los piratas se atreven ya incluso con petroleros, como el Sirius Star, con dos millones de barriles de petróleo a bordo. Lo peor es que este buque estaba lejos del golfo de Adén y tenía previsto rodear África por Buena Esperanza. «Esto no tiene precedentes. Es el barco más grande que ha sido atacado hasta la fecha, tres veces mayor que un portaaviones. Cada vez son más osados», advierte el teniente Nathan Christensen, portavoz de la Quinta Flota estadounidense.

Si los piratas se salen con la suya, se reparten las ganancias de manera equitativa entre jefes, hombres armados y funcionarios que hay que sobornar. Una cuarta parte la destinan a futuras misiones (armas, gasoil y víveres). Ali Ahmad, de 27 años, se construyó una mansión en los suburbios de Galcaio, donde vive su familia, con los 80.000 euros que recibió de un rescate.
Lo que ocurre en las costas de Somalia es un reflejo del caos que reina en el país. Los jóvenes quieren trabajar para los señores de la guerra y vivir a lo grande. "La piratería es muy atractiva para los jóvenes somalíes sin futuro. Es una aspiración", según Rogger Middleton, analista de Chatham House, centro de investigación sociológico con sede en Londres. Los comerciantes de los pueblos costeros celebran la llegada de los corsarios porque saben que harán acopio de carne, combustible, espaguetis, agua… que pagarán al contado. Para muchos somalíes, los piratas son celebridades. Mohamed, de 40 años, padre de seis hijos, lo tiene claro. «La sequía estaba matando de hambre a mis niños, por eso decidí enrolarme en los guardacostas. Mi familia tendrá crédito en las tiendas y salvoconductos para los controles de carretera de las milicias. A los piratas se los respeta.»
Los piratas no son el problema, son la consecuencia del caos y la pobreza, denuncia Médicos Sin Fronteras, que mantiene equipos locales en el país. El 25% de los somalíes depende de una ayuda humanitaria cada vez más peligrosa de distribuir. Tres de sus ocho millones de habitantes (no hay censo) están desplazados. Escasea el agua potable, la luz eléctrica procede de generadores con gasoil, apenas hay maestros y no funciona un sistema de salud que carece de todo. En Somalia sólo funcionan las armas, los teléfonos móviles y satélites y los navegadores GPS, las herramientas indispensables para la piratería.
Pero las cosas se ven de otra manera desde los países ricos: "El mundo no puede aceptar estos actos de piratería", dijo Sarkozy en septiembre. Y es que mientras se trató simplemente de algunos atuneros congeladores, pareció que la mejor respuesta de la comunidad internacional ante los apresamientos era, sencillamente, la de recomendar a las empresas pesqueras que se fuesen a faenar a otras aguas. El problema ha llegado cuando se han atrevido con el vital sector energético como el petróleo.
Y la maquinaria empezó a funcionar. La ONU: "En junio, emite la resolución 1.816: autoriza a los barcos extranjeros a perseguir piratas en aguas somalíes, lo que es una excepción al derecho marítimo internacional; les autoriza al uso de la fuerza contra los piratas en aguas somalíes; incluye la persecución en caliente y el abordaje".
"En octubre, la resolución 1.838: insta a los países con barcos o aviones en la zona a utilizar los 'medios necesarios para reprimir los actos de piratería'; incluye el derecho de enjuiciar a los piratas presos en los tribunales del estado que los captura".
Y la UE aprueba la creación de una fuerza militar en el Índico, coordinada con las fuerzas de la OTAN en la zona y con el aval de la ONU. La operación se llama Atalanta, la ninfa del equilibrio, y la fuerza naval, Eunavfor. Supone "un bello símbolo de los avances en la Europa de la Defensa y su llegada a la edad adulta", según Hervé Morin, ministro de defensa francés.
El Pentágono planifica una posible escalada militar, con múltiples opciones que incluyen hasta incursiones terrestres, amparadas por la autoridad del Consejo de Seguridad de la ONU, y apoyados por las numerosas tropas militares (al menos 7 buques de la OTAN, con unos 400 efectivos españoles en fragatas y aviones) de los distintos países que ya se han desplegado en la zona.
Comandos franceses han liberado en un par de ocasiones a los tripulantes de sendos yates, luego han perseguido a los secuestradores hasta sus guaridas, les han tiroteado y han recuperado el botín.
Los piratas somalíes han amenazado con vengarse después de que dos rescates de rehenes realizados por fuerzas extranjeras hayan con la muerte de al menos cinco de sus compañeros.
"Los franceses y los estadounidenses se arrepentirán de haber comenzado esta matanza. Nosotros no matamos, sino que sólo tomamos rescates. Haremos algo a cualquiera que veamos como francés o estadounidense desde ahora", manifestó Hussein, un pirata de la zona.

En todo esto está claro quién pierde y quién gana: Los armadores seguirán protegiendo sus botines de guerra, las compañías de seguros han aumentado sus pólizas diez veces, Europa logra mantener una armada en la geoestratégica zona del Cuerno de África con el aval de la ONU para hacer lo que le dé la gana con total impunidad, los gabinetes ingleses se embolsan cantidades ingentes de dinero y, mientras tanto, los piratas somalíes, los empobrecidos y legítimos dueños de los bancos de pesca, del petróleo, seguirán jugándose la vida, una vez más....

Y nosotros, que con el depósito del coche lleno y con los supermercados también bien llenos de sabrosas conservas de pescado, nos creemos todo lo que los medios quieren que nos creamos, que los auténticos piratas tienen la piel de color negro.

13 comentarios:

Juventudes Anarquistas Cartagena dijo...

Genial,
genial entrada de veras.
Gracias pormostrarnos este cachito de verdad.
Piratas ? A costa de qué !!

salud!

violetasilvestre dijo...

poderosa información sobre la realidad que siempre se encuentra oculta.

se agradece!

Lana dijo...

Gracias por darnos esta informacion, esta vision desde el otro lado, hay que pasarla a nuestros contactos y difundir la otra cara de la noticia
Gracias
Lana

STALKER dijo...

Es interesante leer la entrevista en el Diario de sSevilla a José Cendon reportero grafico, secuestrado 40 días en la region. Piratas contra piratas; pesca ilegal e injerencia estadounidense a favor del ejercito etiope que invade somalia. Hay que seguir escribiendo sober lo que pasa desde otra perspectiva, inyectar informacion a la ciudadanía favoreciendo un espiritu critico.

juan antonio dijo...

El dramático problema de la genta de esta zona, igual que la de otros lugares de la Tierra, es que el mundo solo tiene información de partes interesadas, con sus amañadas versiones. Las grandes multinacionales y los paises que las sostienen, seguirán explotando hasta la muerte de sus víctimas, de toda la riqueza que haya en el planeta. Todos, repito, todos nosotros tenemos la obligación de colaborar en la forma que podamos -el extender esta información por la red de redes, pudiera ser una de ellas- para concienciar a los Estados del mundo entero a que no solo destinen recursos a estas zonas de la Tierra, sino que además se respeten sus medios de subsistencia.

Rafael Romero dijo...

El problema proviene de los mal llamados "Estados desaparecidos": no existe ningún "Estado desaparecido", sino aniquilado. Hay que dar más marcha atras. La desinformación, la ignorancia, viene de antes. En Estiopía existia una dictadura apoyada por británicos y estadounidenses. Un golpe de Estado consiguió que se implantara un Gobierno socialista. Estados Unidos consiguió acabar con él, uniendo a todos los intereses tribales, aniquilando el Estado, volviendo a la organización selvática: mejor un territorio tribal, de guerras tribales, que un Estado socialista que progresase y pudiese servir de estímulo a imitar por otros países hambrientos. En Somalia ocurrió exactamente igual. Igual que en Afganistán. Estados Unidos apoyó a los Generales sediciosos que se rebelaron contra la república progresista, al que prohibió el uso del gurka, la que permitió que las mujeres pudiesen entrar en los hospitales, en las escuelas y las universidades. De todo el mundo, sólo la Unión de Repúblicas Socialistas Asamblearias acudió en ayuda de dicha república. Exactamente igual que ocurrió con la IIª República Española. No sólo acabaron con aquella república progresista, permitiendo que los talibán, los "luchadores de la libertad" (?) como los llamaba Reagan exterminase a los que se habían atrevido a llevar el progreso a su país, "desapareciesen" a su Estado, volviesen a la edad de las tribus, sino que, de camino, acabaron con la U.R.S.A.. Y a este gran triunfo lo festejan como el fín de una pequeña parte de los muros de la vergüenza que existen por todo el mundo. En su lugar aparecieron infinitud de pequeños Estados inviables, en lucha unos contra otros, poseyendo arsenales de armas de energía de desintegración nuclear, que violan los derechos humanos, que no son democracias, pero en la mitad de los cuales Estados Unidos ha conseguido introducir sus tropas, "Bases Militares", como llaman a su expansionismo imperialista. Igual ocurrió con al República Federativa de Yugoeslavia, otro Estado hecho "desaparecer",vuelta al pasado de las guerras tribales. Claro que cuando los terroristas, los mismos a los que antes se les regalaban cohetes para que derribasen aviones de pasajeros soviéticos, se les ocurre atacar intereses estadounidenses, de inmediato dejan de ser "luchadores de la libertad" y se toman como justificación para nuevo expansionismo militarista yankee. Así es la Historia ¿Qué hacemos patrullando con nuestros barcos como si fuésemos una potencia imperialista? Como cuando hicimos piratería marítima bloqueando a Irak, colaborando en que dos millones de personas muriesen de hambre o por falta de medicamentos, mientras la ONU y Estados Unidos se quedaban con su petróleo. Como cuando Estados Unidos hace piratería marítima bloqueando el libre comercio del Estado socialista cubano.

Rafael Romero dijo...

Lo primero que habría que hacer es meter en la cárcel al capitán del "Alakrana", por haber navegado bajo una bandera desconocida, la del País Vasco, sin ningún derecho. El Estado haberse negado a defender a nadie que no navegue bajo bandera española, sobretodo cuando comenzaron a realizar manifestaciones a favor de los piratas. Y, a continuación, advertir a todos los que se han manifestado a favor de los piratas que no naveguen por la zona, que no pretenda sacar beneficios privados para que luego todos los demás tengamos que pagar las consecuencias, porque, si están a favor de los piratas, que vayan ellos directamente a sacar a sus familiares del secuestro. Pero el más indigno e indignante de todos es Popeye "El Mariano", al que le parece mucho tiempo unas tres semanas cuando un afiliado de su Partido estuvo 400 días secuestrado por grupo criminal VYL ("Vascongadas Y Libertad", en vascuence "Euskadi Ta Askatasuna") que nuestro legítimo y constitucional Presidente del Gobierno lo ha llecho mal porque no ha negociado más rápido, porque no ha pagado inmediatamente lo que pedían, porque no ha soltado a todos los delincuentes de la misma organización criminal que lo exigía. Lo que, indudablemente, demuestra que ellos sí negociaron y pagaron el rescate para conseguir la liberación de sus afiliado, funcionario de prisiones. Es decir, carcelero. Por eso sería que en los ocho años de Gobierno de los suyos se apresaran tan pocos terroristas y se concediese la libertad a tantos otros. Por ejemplo, De Juana Chaos. Cuando ellos están en el Gobierno sí negocian, pero después critican a los demás, tanto si negocian como si no negocian. Pero lo más increible es que las falseadas encuestas (pronostican que van a votarles quienes expresamente se niegan a expresar el sentido de su voto, alegando que tienen vergüenza de decir que les van a votar a ellos) hacen propaganda para que les voten a pesar de lo que roban.

lobo estepario dijo...

Me alegra que se comenten las noticias y el blog se haga más participativo.

Ésta es una iniciativa en la que se apuesta por la libertad de expresión, pero lo que no tiene sentido es desviar el tema, y mucho menos para llegar al tema de ETA o para hacer propaganda política.

Paloma Gris dijo...

SERIA MUY BUENO TENER UNA FLOTA DE PIRATAS EN TODOS LOS PAISES DE SUDAMERICA PERO NO SOLO PIRATAS MARITIMOS SINO TERRESTRES

Rafael Romero Luque dijo...

Cualquier opinión es siempre política, a favor o en contra del sistema. Permitiendo que éste se reproduzca u oponiéndose a que todo siga igual ¿No es una opinión política referirse a de qué parte actúa Estados Unidos de (Norte)américa? Sólo los anarquistas pueden considerar que es politica lo que hacen los demás pero no la que ellos hacen, que la política es mala excepto cuando la hacen ellos. Hay dos grupos diferenciados entre los que exigían que se negociara con los secuestradores y se aceptasen sus condiciones, incluida la puesta en libertad de sus cómplices, sin juicio: los que defienden el independentismo, pero no en Somalia porque entienden que en Somalia sí es lícito actuar imperialistamente, con pistoleros a cargo del Estado, en contra de los ciudadenos de aquél país, y los que se oponen al independentismo en todas partes, los que propagan la sumisión a los Estados Unidos de (Norte)américa, a su bandera y a sus designios, que en unos casos se niega a que se negocie con secuestradores pero, en este caso, como les convenía, como consideraban que con ello iban a robar votos, sí estimaban que debía negociarse con secuestradores. Como ahora los "listos" en economía, los que quieren darles lecciones al Gobierno, y que dicen que Ferrán Adriá y Air-Cmet son pobrecillas víctimas de la crisis. Como si las crisis no fuesen consecuencia de la ambición desmedida de los empresarios. Como si no fuesen los empresarios los que imponen precios y despiden a los trabajadores. Como si no hubiese sido Popeye "El Mariano" y sus secuaces los que han propagado que hay crisis dos años antes de que la hubiese, recomendando a todos que dejen de comprar y a sus Bancos que dejen de dar créditos, a ver si así conseguían ganar alguna elección. Entonces ¿dónde ha enviado Ferrán Adriá todo el dinero que cobraba, por adelantada, por sus viajes en Air-Comet, si no pagaba a los Bancos, ni pagaba por los aviones, que los tenía en alquiler, ni pagaba los combustibles, ni pagaba a la Hacienda Pública somos todos menos los de derecha, que se consideran con todos los derechos contra la Patria, ni a los trabajadores ni a la Seguridad Social?

lobo estepario dijo...

Si te fijas bien, no he hablado en ningún momento que no tenga sentido expresar una opinión política, sino que no tiene sentido desviar el tema en cuestión, y mucho menos para llegar a hacer "propaganda política" (por ejemplo, PP vs PSOE como has hecho), porque para tirarse los trastos entre partidos políticos ya hay muchos medios de comunicación masivos y espacios en internet, y éste NO es uno de ellos.

Además, en tus comentarios anteriores te vas tanto por las ramas que podrían salir debates muy lejanos a la noticia en cuestión, tanto simpatizantes del PP ofendidos para continuar con la propaganda política como alguien que te exigiera un mínimo de rigor en eso de "Unión de Repúblicas Socialistas ¿Asamblearias?" o el tema del País Vasco, que tal como están las cosas, podría hasta traer problemas a la web (pasando por Ferrán Adriá y Air-Comet).

Saludos a los que leen.

Anónimo dijo...

Antetodo debo rectificar un imenso error: quería escribir Díaz Ferrán, y el subconsciente escribió Ferrán Adriá. Sería porque tenía mucha hambre a esa hora. En tu comentario te oponías a la propaganda política, interpretando que cualquier opinión es propaganda política. Lo mejor sería no hacer comentarios de ningún tema que pueda herir susceptibilidades ni generar opiniones contrarias, que pudiese tener repercusiones políticas. Por ejemplo, sobre la situación política, económica, de injusticia internacional en Somalia. Eso se llama represión, ocultar la propia opinión por miedo a sus consecuencias. Yo defiendo la libertad, el cambio, el progreso. Con todos sus riesgos. Los cobardes son los culpables del avence del fascismo, de la corrupción, del gansterismo, de que hayan ocupado todos los medios de desinformación en masa. Y, sin información, no puede existir la democracia ¿Cómo se puede decidir sobre lo que se desconoce, o lo que sólo se reciben informaciones falseadas, como en el caso de Alakrana o de la piratería marítima, del estilo de la que Estados Unidos de (Norte)américa perpreta contra Cuba? Sobyetika era la forma tradicional de gestionarse las aldeas comunales (Soyuz) rusas. Se ha traducido por "de los Consejos", pero, en la actualidad, tal traducción me parece incorrecta. Porque hoy la referencia a Consejos nos lleva a los Consejos de Administración, que son órganos minoritarios, no representativos. Sí serí bastanto correcto acudir a Concejo, en castellano antigüo. Por ejemplo, el "Consell de Cent" (Concejo de Ciento) de las Cortes catalanas, órgano amplio y, en cierta medida, representativo, aunque, por supuesto, no democrático. Igual que no lo era la "Diputaciò de la Generalitat (dels Estaments)" a la que se pertenecía por insaculación, es decir, por sorteo, introduciendo un cuchilo entre las hojas del libro de registro de villanos, es decir, representantes de la burguesía comercial. Por eso creo que la traducción más correcta es "Asamblearios", igual que en la gestión de los pueblos comuneros españoles.

Anónimo dijo...

Un aplauso,lo tomo prestado bajo tu firma para "moverlo" por la red.Saludos